Irene y sus Amores

Piscina de alcohol

La inspiración de escribir esta historia son dos cosas que me han pasado ultimamente, estar en la piscina y una divertida conversación con una amiga que fue más o menos así:

-Has querido estar con alguna mujer?

-No, osea si agjejahajhsian

-Ya, conmigo entonces po

-Jajaja, ya bueno.

Y fin, asi de corto y fácil el hacer que ella quisiera estar conmigo, pero eso es algo que aun no pasa. Lo que sí, ya me había ocurrido algo parecido y es la historia de hoy.

Recomendación de Irene: Amiga Mía

Eramos amigas, normales, y fui a su casa, tiene piscina, asi que nos bañamos mientras bebiamos el ron de su padre. Ella me pregunta: Irene, que se siente estar con una mujer? Yo estaba borracha al igual que ella y me dio flojera contestar por lo cual dije que no se podía explicar y riendo agregué que solo se entendía si se vivía.

Ella me miro concentrada, se acercó a mi y me besó. Fue un beso torpe, con evidente confusión y yo quedé sorprendida, luego de hacerlo se alejó hacía la otra orilla de la piscina.

Lo pensé un momento y me dí cuenta que daba lo mismo,no había sentimientos y podía ser parte de la diversión de esa tarde así que la seguí por la piscina, la tomé y la besé como si hubiera sido una de mis novias.

Luego de besarnos apasionadamente nos separamos y reimos de la situación, pero la risa duró poco y volvimos a besarnos, ella me tomaba el pelo con sus dedos fuertemente y puso su pierna entre las mias, el alcohol la tenía totalmente deshinibida y decidí liberarme.

La tome y la besé desde su boca, por su cuello hasta sus senos, mis manos estaban en su espalda y se encontraron con la amarra de su bikini, lo desaté, se lo quité comenzando a acariciar sus pechos con suavidad y ella abria sus ojos pero no pedía detenerme, tomé uno de sus pezones y con mi dedo lo giraba con lentitud apretando mientras ella gemía y con su pierna  entre mis piernas intentaba excitarme, esa situación me divertia mucho y entre lo borrachas y el placer haciamos bastante ruido (espero no hubieran vecinos atentos) 

Solo me concentraba en sus pechos, redondos, no grandes pero firmes, y la besaba, su lengua incursionaba en mi boca y respiraba entrecortadamente.

En un momento en que aceleré el ritmo en ambos pezones ella gimió más fuerte y noté que podría lograr su orgasmo solo con mis dedos en sus pechos, dejé de besarla y mordiendo con delicadeza y lamiendo además de mis juegos de dedos tuvo un orgasmo, muy sonoro.

Sonreí, me aparté y le dije:

-Se siente más o menos así

Ella estaba sonrojada y respirando fuerte, volvió a acercarse y me quitó el bikini riendo, dejando mis pechos al descubierto, se sumergió y sentí como me quitaba la parte inferior, lo cual me hizo reir por su atrevimiento y por que me pasó a llevar mis piernas.Eso me exitó bastante, la tomé y subió a mi, el agua quitaba todo su peso y era muy fácil sostenerla,  bajé el resto de su bikini y ella facilitó el proceso mientras me comenzaba a besar el cuello y lamer todo la piel que encontraba en su camino.

La tomé y la apoyé en una orilla de la piscina su espalda hacia mi, la acaricié desde su cintura a sus nalgas repetidamente hasta que la penetré con mis dedos, ella ahogó un grito y noté como su cuerpo se tensionaba, comenzó a moverse en pos de mi dedo mientras yo trataba de no causarle dolor, quité mis dedos y con una mano estimulaba su clitoris mientras con la otra jugaba con sus nalgas.

Ella estaba excitadísima y con sus manos hacia atrás me pegaba a ella tomandome del trasero. Estabamos ambas muy excitadas y como yo nunca lo había hecho estando en una piscina, no quise sumergirme y preferí sentarla en la orilla, me acerqué a ella y se tendió hacia atrás mientras abría sus piernas con total disposición, besé sus piernas hasta llegar a los labios de su vagina y me devolvía, repetí el proceso tres veces y luego comencé a lamer, primero su clitoris, luego introduje mi lengua en su vagina y la movía girando contras sus paredes y ella solo gemía arrancando el pasto del que se intentaba sostener. Luego de tener su segundo orgasmo me pidió salir de la piscina,  me besó y avergonzada me dijo:

-Tengo un consolador.

La miré sorprendida, luego al ver que hablaba en serio le dije que no tenía problema alguno en usarlo, ella entró a la casa y volvió rapidamente con un dildo cual solo había visto en los sex shops buscando ciertas cosas para divertirme. Verlo me provocó risa, ella tomó una botella y bebió, luego me la tendió a mí para que bebiera, yo estaba recostada en el pasto y ella me montó, tomó el consolador y comenzó a  chuparlo mirandome a los ojos. Dejé la botella y verla haciendo eso me excitó más de lo que hubiera creído, mis pezones se habían endurecido y me comencé a dar placer mientras la veía lubricar el juguete sobre mi, moviendo su pelvis ligeramente.

Luego me volteé y quedé encima de ella, la besé, tomé sus manos y dejé que afirmara el dildo mientras yo pasaba mi dedo suavemente por el inicio de la vagina, sobre sus vellos, como una cosquilla y seguía en sus labios al tiempo que chupaba el dildo para ella. La masturbé para que estuviera bien mojada y le quité el juguete, con el acaricié la entrada de su vagina y luego la penetré, era algo excitante tener tanto poder sobre ella, obviamente era algo distinto a mis dedos o a ella usandolo sola, lo metía y lo sacaba, primero despacio, luego más fuerte y ella se retorcía y gemía y gritaba que quería más y que era una puta, una chica mala y debía castigarla.

La nalgueé mientras seguía penetrandola más rápido y ella lo apretaba lo que me indicó que tendría su tercer orgasmo.

Lo tuvo pero aun le quedaba energía, se movió y quiso repetir mis movimientos, con un poco menos de éxito al principio pero logró tenerme mojada y abrí mis piernas, preparada para que me penetrara probablemente sin mucha delicadeza. Por primera vez tuve en mi un juguete sexual y a pesar de la inexperticia de mi feliz amiga, no perdió oportunidad y me chupaba los pezones mientras me penetraba y estimulaba mi clitoris, llegué a un orgasmo triunfal y ella se tendió a mi lado masajeando su clitoris aún y comprendí que desde ahora ella sería mucho más amiga de mi, y de las innovaciones en el sexo.

Mi buena amiga, se declaró lesbiana un tiempo después y para celebrarlo tuvimos un trio con su novia, lo cual es material para otro post.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: