Amado amigo

Escrito por ireneysusamores 14-12-2014 en tristeza. Comentarios (0)

Pretendía que mi siguiente post fuera sobre otra cosa, pero dado mi estado de ánimo, no puedo dejar de contarles que me aqueja sentimentalmente.

Recomendación de Irene: No sabe distinguir el amor, de cualquier sentimiento

Estoy en una relación con alguien que en realidad no quiero estar, admito avergonzada que solo sigo con el porque todas las personas me dicen que no le puedo hacer daño porque es demasiado inocente y soy su primera pareja, a pesar de sus esfuerzos este chico me aburre, no sabe como actuar en una relación y no soy lo suficientemente dulce para soportar sus errores e intentar enseñarle.

Mientras todo esto me atormenta pues no se como terminar con el sin dejarle un trauma de por vida (si alguna vez lees esto, no pudiste elegir peor persona para enamorarte por primera vez) rondan por mi vida tres hombres: Con el que estaba, mayor que yo, interesante pero que trabaja lejos; mi amor eterno, que me escribe diciendome que quiere encontrarme y que me ama; y por último mi mayor dolor, el que me hace estar queriendo llorar mientras escribo este post.

Mi amigo.

Estuvo rondandome durante todo este proceso, mi termino de la relación anterior para estar con mi actual pareja, mis deseos de correr a los brazos de mi primer amor (a quién desde ahora nombraré como N) y mis esfuerzos por demostrarle a la gente que no soy tan perra como ellos creen.

Nosotros siempre fuimos tiernos y bromistas, tenemos mismos intereses y gustos y compartimos más de lo que yo comparto con mi pareja, pero ahora yo me encariñé más de lo que debía, yo, quién advierte a todo hombre que lo puede hacer sufrir, quién siempre mira para el lado, quién cambia de pareja como de calcetines y que nunca han dejado o se han negado. Esa soy yo, y ahora tengo más sentimientos de los que debería hacía él.

Problema 1: Tiene pareja y es hermosa.

Problema 2: Me cree casi su hermana.

Problema 3: Amigo de la infancia de pareja actual.

Problema 4: No puedo terminar con mi pareja.

Mi mente está turbulenta y tengo miedo, miedo a arriesgarme y perder, miedo a quedar tachada de mujer insensible, miedo de que solo sea querer tenerlo porque no está tras de mi y que a penas me corresponda me deje de interesar.

Ahora pregunto: ¿Qué hago?

Te quiero, te quiero a mi lado en mi cama, te quiero en las mañanas, en las tardes y en las noches, te quiero jugando videojuegos, comiendo y leyendo, te quiero haciendo política, te quiero luchando a mi lado, te quiero para mí y que nada más importe.

Pero estoy aquí, sola, torturandome con las fotos que subiste con ella, con ganas de fumar, y lagrimas en los ojos, escribiendo mientras espero ver la lluvia de estrellas, y pedirte como deseo.

Se que no eres el inicio ni el fin del mundo, pero quiero que seas mi presente, te quiero en todas las formas, y no te mentiré, no se cuando se me acabará el amor hacia ti, pero no me importa.

Porque así soy yo, así es Irene, una puta insensible que ama más de la cuenta.